¿Qué es la cadena de frío?

Los productos frescos, como la carne o el pescado, deben conservarse a una temperatura específica hasta su consumo para que no se estropeen y pierdan sus propiedades nutritivas. Por ello, para trasladarlos al supermercado es necesario contar con una cadena de suministro a una temperatura específica, que deberá ser controlada. Son muchos los productos que deben producirse, transportarse y almacenarse a una temperatura determinada, mantenerla durante todos estos procesos será esencial para garantizar al consumidor que el mismo se encuentra en unas condiciones óptimas de conservación. Las cajas de poliespan son muy adecuadas para transportar mercancías delicadas que deban tener en cuenta la cadena de frio.

El poliestireno es un material que presenta una gran versatilidad, adaptándose fácilmente a todas las condiciones que deberá atravesar un determinado producto durante el traslado a otro lugar. La principal debilidad de la cadena de frío son los tiempos necesarios para la carga y descarga del producto, en estos períodos los productos sufren un incremento de la temperatura, de forma inevitable. Precisamente, en este punto es donde cobran especial importancia las cajas de poliespan. Este material es aislante y presenta una baja conductividad térmica, por lo que permite mantener la temperatura de su interior durante más tiempo sin alterarse.

No es la única ventaja del uso de poliestireno para transportar productos, entre sus bondades podemos destacar que es altamente resistente, absorbiendo los impactos por golpes y garantizando la integridad de las mercancías. Además, el porexpan presenta un elevado grado de impermeabilización, por lo que no contribuye al crecimiento de bacterias. Los beneficios del uso de este material para acciones logísticas con productos delicados, le han convertido en el principal contenedor para mercancías sanitarias o en la industria alimentaria para contener los productos frescos. ¿Sabes de qué se componen las bandejas de carne que compras en el supermercado? Efectivamente, se fabrican con poliestireno expandido.

En Embalogic queremos poner de manifiesto las posibilidades de este material para cualquier tipo y formato de embalaje. Sin duda, buena muestra de ello es el incremento notable en la producción del poliestireno y las previsiones confirman que ese crecimiento se mantendrá estable en los próximos años.