Cualquier empresa, sea del tamaño que sea, desde un pequeño establecimiento comercial hasta la multinacional más prestigiosa del mundo, trabaja para crearse una imagen de marca en la que ellos creen. En este sentido, un buen diseño y el uso de los materiales de la mayor calidad son cuestiones fundamentales para diferenciar un negocio exitoso de otro que está al borde del abismo. Las posibilidades son infinitas, una vez que la imagen corporativa está consolidada conviene apostar por ideas creativas que permitan un mayor alcance para la imagen de marca. Por ejemplo se puede apostar por letras corpóreas baratas, el precio no está reñido con la originalidad y la calidad.

Desde Embalogic queremos presentarte una serie de razones por los que la calidad del diseño de elementos como el packaging o el logotipo de la empresa se vuelven esenciales.

  1. Focalizar la atención: El diseño es un elemento diferenciador, la acción que nos permite marcar la diferencia respecto a la competencia. Si conseguimos captar la atención de los clientes potenciales, aumentaremos las posibilidades de venta. En el mercado actual, los productos deben entrar, en primer lugar, por los ojos.
  2. Construir imagen de marca: Una acción que parece superficial como puede ser seleccionar los colores corporativos, está lleno de matices. Si una empresa que se dedica a la explotación de recursos naturales, incluye como colores corporativos el verde, el color tierra o el azul del mar, estará transmitiendo que se preocupa por el medio ambiente. En definitiva, la elección de los colores ayuda a consolidar el mensaje, las ideas o valores que queremos transmitir.
  3. Incrementar las ventas: Cuando un usuario necesita un determinado producto, se acordará de aquel cuya campaña le impactó más a nivel visual. Ese recuerdo le ayudará a decantarse por ese producto, en lugar de por otro con las mismas características o que pueda ser, incluso, de mayor calidad.
  4. Inversión estratégica: Nuestro mundo se está convirtiendo en un entorno inminentemente visual, lo que hace cada vez más difícil destacar entre los demás. El diseño cobra más importancia, si cabe, al conseguir un espacio antes de que la competencia cubra nuestro hueco, es una medida adecuada también de cara al futuro.
  5. Diferenciación: Evidentemente, la calidad de un determinado producto influirá en la fidelización de clientes. Pero de forma previa a probar el producto lo que hará que el consumidor se decante por el mismo será su envoltorio. Por ello, apostar por elementos de referencia como envoltorios personalizados y originales será vital para incrementar las ventas.

Desde nuestra experiencia en la fabricación de letras corpóreas baratas podemos señalar que estos elementos constituyen una alternativa visual de gran calidad que ayuda a distinguir visualmente una determinada marca.